2017/05/19

AMISTAD ÍNTIMA Y ENEMISTAD MANIFIESTA

http://www.elcomercio.es/oviedo/201705/16/instructora-pide-apartarse-relacion-20170516002010-v.html

La amistad íntima y la enemistad manifiesta son dos motivos clásicos de abstención para el juez, funcionario o incluso cualquier persona que por su cargo se vea en la obligación de investigar o resolver algún asunto en el que participe alguien con quien se mantiene una relación de estima o de aversión.

Hay amistades íntimas realmente peligrosas. Por ejemplo estos días algunos funcionarios del Ayuntamiento ovetense están intentando librarse del marrón que supone instruir un expediente disciplinario sobre la responsabilidad patrimonial de algunos veteranos concejales o exconcejales. Alegan para ello el trato personal, pero el trato personal no es causa de abstención. Si se lo admiten, en la resolución abstentiva tendrán que expresar literalmente que se aplica el motivo de amistad íntima en aplicación del artículo tal y tal. La funcionaria podrá justificar ante terceros que ella habló únicamente de trato personal, que de ella no salió esa palabra, que eso lo dijeron otros.

En esto de las abstenciones encuentras una cierta disimetría entre lo que se pide de la amistad (que sea íntima) y lo que se pide la enemistad (que sea manifiesta). Por cierto, la amistad íntima a lo mejor no es manifiesta porque se lleva en secreto; la enemistad manifiesta es más difícil de ocultar, aunque casos de discreción haylos. Tenemos, entonces, que resulta más exigente la causa de la amistad que la de la enemistad. Una amistad íntima puede requerir algunas pruebas delicadas que solo conocen los directamente afectados, mientras que una enemistad manifiesta se puede despachar sin comprometer a nadie.

2017/05/15

LA TREGUA, de Mario Benedetti

- Te va a encantar, dijo la bibliotecaria después de pasar el libro por el código de barras necesario para formalizar el préstamo. 
- ¿Acaba bien?, preguntaste. 
- Eso no te lo puedo decir.

A lo largo de la lectura no dejaste de pensar en la bibliotecaria, una mujer con encanto, pero de más edad que la deuteragonista (segunda agonista) de Benedetti, aunque no tanta como para no sentir las cuitas de Avellaneda -que así se llama la chica de la novela- , de la que se enamora un casi cincuentón a punto de jubilarse. Que de hecho se jubila al llegar al medio siglo, como si su trabajo hubiera sido de una penosidad merecedora de tal privilegio. 

¿O acaso, invirtiendo los papeles, ella se ponía en la piel del varón adulto? A saber. Será difícil encontrar las palabras precisas para, sin inquirir, averiguar qué es lo pudo encantar a la bibliotecaria. 

Santomé, un hombre equidistante toda su vida, después de algunos desahogos a raíz de su viudez, y tras no muchas vacilaciones, se declara a una administrativa del negociado en el que él desempeña un cargo de cierta responsabilidad. 

Benedetti dibuja con finura las miserias del trabajo oficinesco, la inquietud por el paso del tiempo, la relación con hijos muy diferentes, las componendas de la prensa, la vida en Montevideo. No son el nervio de la trama pero animan a la lectura y apoyan la veracidad del argumento. 

El título es una gran paradoja. Durante una tregua no pasa nada, pero justamente la novela se dedica a describir lo que le sucede a Santomé después de mucho tiempo sin que ocurriera nada y antes de que presumiblemente no vuelva a pasar nada. Después de tanta espera, esto es el ocio. ¿?Qué haré con él?

Una alegría encontrarse con la gran literatura. 




2017/05/08

SIEMPRE ESTARÉ A TU LADO, de Miguel Rojo

Haber acudido a la presentación de este libro y oír de boca del autor sus fuentes de inspiración te lanzó en pos de una lectura sesgada: la de averiguar si en la página o en el capítulo siguiente apuntaba una u otra de las ideas esbozadas por el escritor.

Con los mimbres de la presentación, sería una sorpresa que el relato acabara bien. 'Nunca me habían hablado en ese tono y eso me enfureció, como si me hubiera tirado con cubo de basura a la cara. Era, además, todo tan injusto. Me salía todo tan mal'.

El papá de Daniel cuenta en primera persona la treta que urde para escapar bien lejos con su hijo en una huida alocada y disparatada. Las peripecias que sufren oscilan entre lo triste y lo hilarante, recordándote por momentos las aventuras de un Manolito Gafotas pim-pam-pum de la separación de sus padres, nada fuera de lo habitual por lo que dicen. 'Nade podía humillarme tan impunemente como había hecho mi mujer'.

'En la derrota había también mucho alivio'

'No me quedaba ninguna salida como no fuera la rendición. O la muerte'.

2017/05/03

DESCORCHAR

Ves la semifinal de la Copa de Europa (aunque te niegas, cada vez dices más la Champions) entre el Real y el Atlético de Madrid en una de las sidrerías habituales, con un ojo puesto en la televisión y el otro en lo que acontece en la barra, tras la barra o en las mesas. ¡Cuantas veces expulsan a alguien o se produce alguna  jugada importante y no te enteras por estar atento a esas circunstancias que te entretienen!

Por ejemplo, oyes que el camarero de mesas pide al de barra 'una sidra sin abrir'. Y se la da (se la apurre). El camarero receptor la coloca en la mesa, donde se sientan dos veteranos sidreros. Entonces el camarero de mesas la descorcha con su abridor de bolsillo, pero allí queda de momento, sin inaugurar, sin oxigenar. La abrirá en un segundo paseo.

En un aparte malicioso comentas que nunca lo tendrás todo aprendido de las costumbres o manías sidreras.

- ¿Quieres que te diga la verdad? Estoy seguro de que uno de esos fue chigrero y como rellenaría botellas, piensa el ladrón que todos son de su condición.

2017/05/02

MOSÉN

La muerte de Mosén (José Luis Sánchez Díaz) te recordó episodios y vivencias de tu último año en el Seminario. Entró en el Prado Picón como vocación tardía, después de alguna experiencia religiosa en Cataluña, de ahí el nombre de Mosén, con el que era conocido, quizá a petición propia.

http://www.elcomercio.es/gijon/201705/01/fallece-canonigo-covadonga-recupero-20170501003158-v.html

Viviste aquel último año no solo debatiéndote entre una gran contradicción personal, sino agitado por la gran duda o la gran contradicción que vivía el (futuro) clero asturiano entre la tradición y el progresismo social. De todo había en aquel curso. Mosén representaba la espiritualidad y las tradición litúrgica, que defendía con vehemencia, con una mirada penetrante, frunciendo el ceño y torciendo el gesto, aunque piensas si esto no sería consecuencia de un conato de sordera. Otros de aquel curso tan variopinto, tan impulsivos como Mosén, no solo se inclinaban hacia la doctrina social de la Iglesia sino que militaban en partidos o en sindicatos entonces ilegales. Los debates eran tremendos. En las misas de entonces, después de las lecturas de las Escrituras o del Evangelio no seguía una homilía sino una tormenta de ideas. Como la Biblia da para todo, unos días había materia para los conservadores y otros para los progresistas. Un ejemplo para estos era otro Mosén, Mosén Xirinacs, tan de moda entonces para cabreo de nuestro Mosén. .

En el funeral el Arzobispo oficiante proclamó que José Luis había sido un cura 'sin zalamerías'. Un retrato ajustado.

Caminando por el Naranco antes del funeral, pensabas en todos tus compañeros de promoción. Todos los que culminaron aquella etapa llegaron a ocupar responsabilidades importantes.  Por la tarde leías 'La tregua' de Benedetti, casualmente por esta página...

Qué sería de mí, en este día, si hace veinte o treinta años me hubiera decidido a meterme de cura? Sí, ya sé, el viento me levantaría la sotana y quedarían al descubierto mis pantalones de hombre vulgar y silvestre. Pero y en lo demás? Habría ganado o habría perdido? No tendría hijos (creo que habría sido un cura sincero, cien por ciento casto), no tendría oficina, no tendría horario, no tendría jubilación. Tendría Dios, eso sí, y tendría religión. Pero, es que acaso no los tengo? Francamente, no sé si creo en Dios. A veces imagino que, en el caso de que Dios exista, no habría de disgustarle esta duda. En realidad, los elementos que él (o Él?) mismo nos ha dado (raciocinio, sensibilidad, intuición), no son en absoluto suficientes como para garantizarnos ni su existencia ni su no-existencia. Gracias a una corazonada, puedo creer en Dios y acertar, o no creer en Dios y también acertar. Entonces? Acaso Dios tenga un rostro de croupier y yo sólo sea un pobre diablo que juega a rojo cuando sale negro, y viceversa.

El libro que espera al de Benedetti es "Elogio de la duda", de Victoria Camps. Menuda...




2017/04/26

UNA DE MUCHAS VIDAS, de Roberto Luis Montero

Roberto Luis Montero no es escritor, o sí, porque escribió un libro. Roberto es o fue trabajador y empresario de la hostelería, sobre todo en Inglaterra, también pintor en ratos libres.

Roberto homenajea a sus padres escribiendo un libro sobre su vida y su familia, que se puede comprar en Amazon y leer con Kindle u otros soportes.  https://ruizdealozablog.wordpress.com/2017/01/18/una-de-muchas-vidas-de-roberto-luis-montero-garcia/

Te interesaste por el libro porque lees cualquier cosa que publique un autor que tenga o haya tenido alguna relación con Fierros, en especial porque su padre protagonizó una rocambolesca aventura en la posguerra cuando, pese a saberse perseguido por el régimen, viajó en un tren para visitar a su madre en Asturias, pero la Guardia Civil, conocedora de su viaje, intentó interceptarlo en el Puerto de Pajares. El padre logró zafarse  cambiándose de tren y abandonando  una gabardina, por lo que durante muchos años no se supo nada de su vida, lo que fue caldo de cultivo para el nacimiento de una leyenda que circuló durante años.

Esperabas encontrar algún detalle en el libro. No fue así pero al cambio narra otros episodios personales y familiares que sirven para construir esas pequeñas historias que forman parte de de la historia.


LA AGENDA RAÍDA

Vas a ver a una persona mayor a una residencia de la tercera edad, que antes fue de ancianos y que se fundó y conociste como asilo, y la encuentras repasando una vieja agenda con números de teléfono, desencuadernada, gastada y con tachones. Observas de refilón que algunos de los anotados murieron hace muchos años.

Mucha gente mayor sigue usando agenda. Si tienen paciencia, o la tienen sus hijos o sus nietos, la pueden ir actualizando cuando le regalan una nueva. En ratos muertos tachan nombres y cambian números de teléfono, pero los muertos ya no pasan a la nueva agenda, los muertos pasan al olvido. Parecida cuestión se te suscita en tu teléfono con la muerte de algún contacto.

Quizá cuando esta anciana visitada repase el listín y se encuentre con el nombre de un fallecido tenga un recuerdo para él, para su familia, para una fiesta en la que coincidieron, para un trabajo común que acometieron.

Tú mismo puedes vivir la misma sensación si te detienes a repasar fotos archivadas en el ordenador si no anduvieras apurado y pasando página fugazmente, de forma tan distinta a como la anciana del asilo pasa las páginas de la raída agenda.

.

2017/04/23

POR LA DECLARACIÓN DEL PUERTO DE PAJARES COMO PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

Presentar debajo de un hórreo lenense, en plenas fiestas de la Flor, a modo de esquisa la reivindicación del Puerto ferroviario de Pajares como Patrimonio de la Humanidad es utilizar los ancestrales medios de comunicación y debate para conseguir unos objetivos de futuro.

Ibas a acudir como público pero acabaste en la mesa, así que tuviste oportunidad de recordar que habías nacido en unas viviendas ferroviarias que se vinieron abajo; que pasaste más tarde a otras viviendas de la misma índole que también acabaron en ruina. No querrías ser testigo de más ruinas en el Puerto de Pajares. Los túneles, los puentes, las estaciones, las subestaciones y otros elementos auxiliares de la explotación ferroviaria merecen ser conservados como testigos de una ingeniería y una explotación ferroviarias superadas por los tiempos.

Acostumbrado a justificar casi diariamente la moderación de los presupuestos no se te oculta la dificultad de invertir en la conservación de los miles de metros cuadrados y hasta cúbicos del Puerto, como también que las políticas conservadoras pero no conservacionistas (más bien lo contrario) de las diferentes administraciones ferroviarias van por otra vía...muerta.

Hay colectivos con voz y personas con ilusión de llevar esto a buen término.

Es posible.