2016/09/29

RAÍCES

Mientras te cambian las ruedas delanteras del coche haces tiempo sentado en un jardín o dando un paseo por los alrededores. Los árboles están perfectamente equidistantes entre sí, también guardan la debida proporción con las farolas, con las que se intercalan, y con el borde interior de la acera, pero ¡ay! algunas raíces se salen de madre.

Esa exoprotuberancia te da pie para pensar en la formación  recibida por los jardineros o por los auxiliares de jardinería o quizá por los peones de la construcción encargados de sembrar los incipientes tallos o, más hipotéticamente, las prometedoras semillas. Seguramente habrán oído algún lejano día en alguna clase que no todas las raíces crecen hacia abajo buscando el agua, sino que algunas se afanan por salir a la superficie. Será de sobra sabido qué árboles se caracterizan por unas u otras raíces y hacia donde dirigen preferentemente su respectivo crecimiento. A lo mejor hasta se previó ese detalle en los pliegos administrativos de contratación y siembra.

Algo se habrá torcido, algún contratado sembrador piró esa clase en la que se explicaba que las raíces a veces  se rebelan y levantan las baldosas circundantes.

http://cursosinem2016.com/c-curso-inem-2016-jardineria-ci-gijon

Quizá en algunos cursos de formación profesional haya que estudiar más a fondo la tipología de las raíces y su crecimiento hacia el infierno o en horizontal.

En el fondo ¿qué importancia tiene que unas raíces intenten el asalto a las baldosas si a su costa se logró el objetivo de unos gramos de  integración social y laboral?




2016/09/27

LA FALTA DE PERSONAL

¡Qué suerte tendrías si en la prosa administrativa que escribes diariamente pudieras echar la culpa a la falta de personal para justificar cualquier disfunción!

http://www.lne.es/oviedo/2016/09/27/ayuntamiento-colapsado-falta-personal-denuncia/1989391.html

No te caerá esa breva. Tú estás obligados a circunloquios, a referirte a estudios que se están acometiendo, a racionalizaciones pendientes para optimizar los menguados y controlados recursos públicos. La fácil salida de acudir a la falta de personal está reservada a los políticos, y no siempre y no a todos, solamente cuando la falta de personal se pueda achacar a otro partido o a otro gobierno de signo contrario o diferente al que ventea la disculpa.

En tu caso concreto, en tu ámbito provincial y provinciano, en tu (in)competencia concreta, no podrías escudarte indiscriminadamente en la falta de personal, sí en que no se rinde ni al cien por cien del tiempo ni al cien por cien de la capacidad (ni al cincuenta en muy numerosos casos te atreverías a decir). Sí observas, y sufres y disfrutas (no es incompatible), que muchas funciones no hay quien las realice porque no hay quien las ordene ejecutar por ignorancia de lo que se puede mandar, cuando no por una pusilanimidad sin embargo recompensada con promociones económicas y profesionales.

Esta entrada no trata, a sabiendas, de la externalización, ni de si es mucha o poca, conveniente o inconveniente. Te refieres únicamente a lo más cercano, a lo que tocas cada día.

DESPUÉS DE LAS ELECCIONES GALLEGAS Y VASCAS

Vistos los resultados -los grandes números- encuentras mensajes contradictorios. Hiciste una comparación de las cifras de ahora con las de hace cuatro años no tomando en consideración a partidos o agrupaciones que hubieran obtenido menos de veinte mil votos.

Comenzando por Galicia, en 2012 la derecha (el PP, porque UPyD era un mix de 21.000 votos casi irrelevantes) obtuvo 653.000 votos. En 2016 la suma de PP y Ciudadanos suma 724.000 votos. La inclinación a la derecha es evidente, pero la izquierda no descendió sustancialmente en número de votos: en 2012 sumó 638.000 mientras que en 2016 alcanzó los 646.000. Si todos ganaron, ¿de dónde salieron los votos? De la mayor participación y de la fuga de los pocos votantes centristas hacia opciones más nítidas o más radicales si se quiere.

En cuanto al voto nacionalista, en 2012 AGE y BNG sumaron en total 345.000 votos. En 2016 el cómputo no es tan sencillo porque En Marea es más soberanistas que la matriz nacional de Podemos (que se dice únicamente referendista), de ahí que sea difícil definir cuántos de los 271.000 votos son nacionalistas. En cualquier caso, la suma de BNG y En Marea arroja la cifra de 389.000 votos.

Por lo que respecta al País Vasco, el retroceso de los partidos españolistas fue espectacular al pasar de 361.000 votos (PSOE, PP y UPyD) a 254.000 (PSE, PP y Ciudadanos), que quedaría un tanto atenuado si se considera que no todos los votantes de Podemos son nacionalistas. En cuanto a la votación económico-ideológica se constata un ligero retroceso del centroderecha, que pasa de 533.000 votos a 525.000.

Leído en clave nacional, el panorama se antoja dificilísimo: una derecha sube, la gallega; otra baja, la vasca, incluyendo aquí al PNV. El nacionalismo sube en las dos comunidades, un nacionalismo más radical si cabe, dificultando el acuerdo con la derecha españolista.

El batacazo del Partido Socialista es de aúpa al verse superado en las dos comunidades por las marcas regionales de Podemos. En el ámbito nacional solamente puede aspirar a liderar la oposición y a no verse sobrepasado por la agrupación surgida a su izquierda. Lavaría la cara si consigue apartar de la carrera presidencial a Rajoy y absteniéndose en la investidura si como  candidato para presidente del gobierno se propone a Feijóo, retirando para ello su veto al PP. Para ir recomponiendo su electorado de cara a las siguientes elecciones, debería ir pensando en captar a los votantes de Ciudadanos, pero también a parte de los que se le fueron a Podemos.


2016/09/25

SAN MATEO 2016

Fueron unas fiestas largas pero saliste poco: una cena con amigos, tres bocatas, dos mojitos y dos conciertos en la plaza de la catedral. Eso fue todo.

Los chiringuitos siguen siendo controvertidos: tienen muchos adeptos y no pocos vetos, lo que ocasiona fricciones en grupos de amigos. Los chiringuitos de más éxito están asociados a partidos o a organizaciones de izquierdas. También los hay regentados por asociaciones apolíticas o apartidistas, pero no gozan del mismo tirón, salvando si acaso el tenderete de la Sociedad de Festejos de Colloto gracias a su clásico bocata de calamares. El resto ni fu ni fa.

La estrella sigue siendo el Rincón cubano con su clásico mojito, que este año subió a 3,80 euros después de años a 3,50. Sus detractores, además del oscuro e inexplicado destino de la recaudación, enfatizan sobre el garrafón donde se almacena el ron. Si toman un mojito en vaso de cristal en un establecimiento reglado proclaman ufanos: ¡esto es un mojito!. Con todo, prefieres el Rincón Cubano. Sin él, no habría ambiente en las calles.

Para compensar tanto desvarío izquierdista fuiste con tus amigos a cenar al restaurante del presidente de los hosteleros: extraordinario, sin objeciones. Ahí te encontraste con un notable gaitero asturiano, al que pediste opinión sobre Carlos Núñez, el gaitero gallego que actuó en la plaza de la catedral y fue uno de los conciertos a los que acudiste. "Nada, no tocó nada". "Pero si tocó no sé cuántos instrumentos". "La flauta y la gaita". "¿Y ese instrumentos que parecía una concha. "¿La ocarina? Eso lo tocas tú en tres días". Para pensar sobre la condición humana o sobre el marketing de los triunfadores.

El día del bollu diste un paseo por el parque San Francisco y pasaste delante de las casetas de la hostelería, la alternativa a los chiringuitos. Bien está que haya donde elegir. Rebajaron las pretensiones de años anteriores, cuando parecían dirigirse únicamente a los miembros rancios del Oviedín del alma.

Fue todo.

**

Adenda:

Al repasar las fotos del móvil te habías olvidado de reflejar que en el concierto de Los Secretos, estaba justamente delante de ti el concejal de Economía, que, considerándose poco conocido todavía
, se pasó el concierto de espaldas al escenario porque lo que le interesaba no era ver sino ser visto. Quede constancia de que lo consiguió. Además, no calló en ningún momento.

2016/09/24

LA MADRE BIOLÓGICA Y LOS PADRES ADOPTIVOS

María José Abeng es la madre biológica de Juan, niño de cuatro años, que vuelve a ella después de la transitoria preadopción a cargo de una pareja valenciana.

Dirimir con quien se quedaba Juan, que fue Xoan durante un tiempo, es una cuestión espinosa que tuvieron que decidir tres jueces de la Audiencia Provincial de Oviedo. Se necesitó para ello el coraje de la madre de luchar por su hijo, al que tuvo a la edad de catorce años mientras estaba recogida en un centro tutelado por la Consejería de Asuntos Sociales del Principado de Asturias. Una abogada de oficio asumió el caso de su vida. En una carta pública, más de visceral que jurídica, destaca el papel fundamental de una psicóloga, conocida de Pola de Lena, que dictaminó contra las directrices de su propia Consejería.

La prensa no está ofreciendo toda la información. De los dos medios escritos regionales, te parece que La Nueva España da toda la cancha a la madre y a su abogada, El Comercio dedica más líneas a la versión de la Consejería que había dado en preadopción al niño a la pareja valenciana. Como en tantos asuntos, tienes que formarte una opinión con las informaciones parciales que recibes.

La Consejería perdió en los tribunales, definitivamente también en el Supremo, pero crees que prudentemente no está sacando a la luz  todos los datos que soportaron su decisión, entre otros motivos por tratarse de materia sensible y confidencial. Si la oposición desea desgastar al gobierno regional con este asunto, hará que salgan a la luz pública datos no deseados.

Las mismas fotografías que se publican intentan apoyar las tesis de cada periódico. El Comercio publica una foto que M. J. Abeng colgó en su perfil de Facebook. Queriendo sacar punta podría parecer una persona indolente o despreocupada. Por otras fotos podría intuirse el desorden de alguna estancia. Las fotos de las redes son para lo que son y no parece correcto sacarlas de contexto. Sobre este asunto no tenías pensado escribir, pero salió.

2016/09/16

DÓNDE Y CUÁNDO PUBLICAR INCORRECCIONES POLÍTICAS

Queda a juicio del lector de este blog leer primero este comentario inicial o dejarlo para el final acometiendo primero la lectura de dos largos textos que se reproducen al final. Los autores son firmas habituales en la prensa regional asturiana, Francisco Sosa Wagner y Xuan Xosé Sánchez Vicente, que además suelen colgar esa colaboración en blogs propios o de amigos.

Ambos autores militaron en su día en el Partido Socialista y después en otros situados algo más a la derecha por simplificar, lo que puede tener relación con el contenido apolítico de estos concretos artículos periodísticos. O no. 

En estos tiempos de ultracorrección política y de autocensura mental te entra la duda de si ambas colaboraciones y ambos colaboradores desposeen a la mujer (joven sobre todo) de cualquier valor fuera del atractivo físico-visual.

La segunda duda es si idéntico texto obtiene un parcial perdón femenino/feminista en el caso de ser publicado no en un periódico de tirada considerable sino en un blog de circulación mínima; o un perdón total si se incluye únicamente en unas memorias post-mortem. Quizá en este caso no merezca el mínimo comentario crítico.

Comentado uno de los artículos, hay quien(a) lo tildó directamente de baboso. 

(Vuelves al sesgo político antes apuntado: se tiende a pensar que estos comentarios no caben entre los progresistas. Cierras paréntesis).

Hacía falta que alguna mujer se lanzara a publicar alegrías similares. Seguramente leerías las primeras líneas y pasarías a otra cosa, pero al menos tendrías la conciencia tranquila del empate de géneros y así podrías solidarizarte/solazarte con estos articulistas al borde de la hoguera. 


***
15 de septiembre
 Francisco Sosa Wagner
Aleluya del pantalón corto

Se va muriendo el verano y con él los aromas de las flores y el despertar risueño poblado de trinos y cantos de las aves, etcétera... A los poetas les ha dado mucha gloria el paso de las estaciones y esta que transita del verano al otoño cuenta con el homenaje de toda la métrica. No creo que haya un solo poeta que no le haya dedicado valiosos testimonios de su estro, sobre todo sonetos, siempre bien labrados con rima de suspiros.

Mi pluma, ay, es más de prosa áspera y dada a la observación de asuntos banales, de menores vuelos. A mí lo que en esta hora de la despedida del verano me llena de dolor, de tristeza y de una nostalgia infinita es el luctuoso acontecimiento que va a ocurrir en breve: la desaparición de plazas, jardines y calles de esos pantalones cortos que han lucido las jovencitas en estos meses de calor y de olor a claveles, rosas y hortensias.

¿Se ha concebido alguna vez en la historia una prenda más logradamente estética, galante, erótica, juvenil y animosa?, ¿una prenda más evocadora?, ¿más suavemente lujuriosa? Es, además, escueta como un piropo y desafiante como un día dorado.

Dejan al desnudo las piernas justo en el momento en que éstas se convierten en fragmentos de asombro y admiración. Es probable que a un paseante poco atento le parezcan todas iguales. Y sin embargo, ay, el caminante minucioso, el que sabe valorar las nimiedades como el orfebre aprecia la calidad del oro o de la plata, ese –amigo lector– advertirá que todas, siendo parecidas, son distintas entre sí, dotadas de mil destellos, de mil curvaturas, de mil tonalidades, de mil matices en la conformación de la carne dorada por el sol y embellecida por las cremas suaves. Semejan olas de un mar bravío, todas diferentes en sus espumas y sus sonidos.

Se convendrá conmigo que lo poco que de armonía hay en el mundo está en esas piernas desnudas que traen aromas de mar y sales, que evocan húmedas sombras y crepúsculos sagrados y que ahora, cuando están desapareciendo del paisaje, son como el anuncio callado del declinar sin piedad del verano.

¿Hay vivencia estética más apreciable que esa pierna grácil que baja hacia el tobillo con naturalidad y que, si la escuchamos, cuenta historias de mil colores, de cristales descompuestos en múltiples paraísos remotos? Cuando avanzan por las aceras, el  ntrechocar de tacones destapa un reguero de miradas que difunden un rimero de
misterios desperdigados, a veces –las menos– obscenos.

Son tersas y pulidas, son blancas, morenas o negras, y van en permanente proclama de una lisura que llena los espacios de suspiros admirativos, musicales y luminosamente carnales.

Dejan, en fin, en el suelo huellas como besos y emociones que acaban formando atrevidos itinerarios en los que la imaginación se complace y enriquece.

Y pensar que en breve toda esa hermosura se apagará como una música que nos abandona y quedará envuelta en unos leotardos o, peor ¡en unos leggins! ¡qué horror!, ¡qué derrota!

***

8 de septiembre
Xuan Xosé Sánchez Vicente
EXPERIENCIA Y LITERATURA

Llegado a cierta edad, no es extraño que el individuo vea su entorno como un lujuriante (“lujurioso” es, ¡ay!, cosa, distinta) panorama de muchachas en flor, todas bellas y rozagantes. Y cuando repara en ello con atención cae en la cuenta de que no son tanto los atractivos sensuales y sexuales (su pelo, sus caderas, sus pechos acaso, su cintura…) de cada una de ellas lo que cautiva y encadena su mirada, sino algo más genérico: su alígero caminar, la tersura de su piel, la elasticidad de su cuerpo, el brillo de su mirada, la decisión de su paso y, en el conjunto de su figura y de su estar, una impresión de decisión y confianza en el futuro en los que no existe ni duda ni mácula. Y advierte entonces que esa admiración y la causa de la misma ya han sido expresadas por Jorge Manrique:

“Decidme: la hermosura,
la gentil frescura y tez
De la cara,
el color y la blancura,
cuando viene la vejez,
¿cuál se para?
 Las mañas y ligereza
y la fuerza corporal
de juventud,
todo se torna graveza
cuando llega al arrabal
de senectud”.

Es aquello que fundamentalmente él ya no tiene, aquello que él y las mujeres coetáneas suyas perdieron (la gentil frescura y tez de la cara, las mañas y ligereza), lo que añora, lo que aseñarda en los objetos de su contemplación, más que los sujetos mismos. Y, por otro lado, no puede por menos de dejar de pensar, con una inevitable pesadumbre, en cómo será la vejez plena que si ese ya no ser del ahora se produce con sólo alcanzar “el arrabal de senectud”.

Del mismo modo, nuestro individuo descubre que su mundo ya no es este mundo, o, dicho con mayor precisión, que una parte de su mundo ha desaparecido y ya no pervive más que en su mente, y acaso en el recuerdo de sus coetáneos o en la literatura; pero siempre de forma vaporosa, escasamente aprehensible, como aquella sombra incorpórea de su padre que Eneas quiere abrazar tras su viaje a los infiernos y que se le escapa entre los brazos (“Diciendo esto, las lágrimas le iban regando el rostro en larga vena. Tres veces porfió en rodearle el cuello con sus brazos y tres veces la sombra asida en vano se le fue de las manos lo mismo que aura leve, en todo parecida a un sueño alado”). Y si eso es su memoria, ¿qué ha de ser la de las generaciones más recientes? Y es que la memoria histórica vívida apenas alcanza más allá de un lustro (¿quién puede señalar los miembros del anterior gobierno, por ejemplo, o los ganadores de los pasados Juegos Olímpicos o recordar con precisión lo que hizo hace un mes?), y que cada nueva generación comienza su historia en torno a los 14 o 15 años y constituye lo fundamental de su mundo emocional hasta los veinte y pocos años; por eso para ellos la historia es plana, y nada les importa emparejar a Carlos I con el XVIII, a Velázquez con el XIX o las Cruzadas con el siglo V. Es más, para ellos Felipe González, si existe, es tan antiguo como Prim y no se imaginan un pasado sin televisión o un ordenador sin internet.

¿Y quién se ha de extrañar de ello? ¿No se preguntaba lo mismo Manrique cuando indagaba por la presencia de las modas que poco tiempo antes habían consistido en el no va más de la modernidad

(“¿Qué fue de tanto galán,
qué de tanta invinción
 como truxeron?”
 “¿Qué  se hizo aquel dançar,
aquellas ropas chapadas
que traían?”)?

Pero quizás sea Fernando de Rojas quien expresa con mayor brutalidad, esto es, con  mayor claridad, la volatilidad de los sucesos, la desaparición de su memoria:

“Pues los casos de admiración y venidos con gran deseo, tan presto como pasados,  olvidados. Cada día vemos novedades y las oímos y las pasamos y dejamos atrás. Diminúyelas el tiempo, hácelas contingibles. ¿Qué tanto te maravillarías si dijesen:
la tierra tembló o otra semejante cosa, que no olvidases luego? Así como: helado está el río, el ciego ve ya, muerto es tu padre, un rayo cayó, ganada es Granada, el Rey entra hoy, el turco es vencido, eclipse hay mañana, la puente es llevada, aquél es ya obispo, a Pedro robaron, Inés se ahorcó. ¿Qué me dirás, sino que, a tres días pasados o a la segunda vista, no hay quien de ello se maraville? Todo es así, todo pasa de esta manera, todo se olvida, todo queda atrás”.

Tal vez, en rara ocasión nuestro sujeto se confunda y piense por unos minutos que aquella atención y mirada que una de aquellas flores juveniles le dedican sean otra cosa que curiosidad, delicadeza educada o, acaso, piadosa conmiseración. Debería salir pronto del
engaño y traer a la memoria aquellas palabras del Marqués de Santillana:

“Suspirando iba la niña,
 E non por mí,
 que yo bien se lo entendí”.

O mejor, con Campoamor, más claro, más irónico, más rotundo:

“Las hijas de las madres que amé tanto /
me besan ya como se besa a un santo”.



2016/09/15

SI ORTEGA Y GASSET HUBIERA CONOCIDO EL FACEBOOK...

Por salir de las novelas y los relatos, estás leyendo las Cartas de un joven español de Ortega y Gasset. Concretamente escribió una en 1905 a sus padres desde Berlín, donde estudiaba, que bien podría haber copiado en su muro. Tenía entonces 22 años. Se habla a veces de la inconsistencia y la banalidad del facebook...Leamos a Ortega.

"Pero volvamos al hito: ¿qué catedra puedo ponerme en perspectiva? La de Estética no me conviene porque es muy módica: hay que apencar por ahora con una de instituto. Pero ¿ha de ser de latín, de filosofía, de retórica?
Mañana domingo comeré con Icaza en su caza.
He interrumpido la carta porque la patrona me ha demandado para preguntarme si quiero pensión completa por 120 marcos. Resulta que su marido es chef en el Restaurant Hiller en Unter den-Linden, de lo mejor. Es probable que acepte porque si no resulta caro comer decentemente.
De todos modos para el día 2 necesito un poco de guita para pagar a dicha y redicha patrona. Ahora que debéis hacer una cosa y es enviarme ese día la mitad de lo que me hayáis de enviar.
Habéis de saber que esta mañana entre 9 y 9 1/2 me he quitado el bigote: el indino, de puro duro, se me quebraba y con la niebla se helaban en él goticas de H2O..."


VALORACIÓN HUMANA

Hace unos días días Facebook censuró esta famosa imagen de la guerra de Vietnam por entender que era pornografía infantil al aparecer una niña desnuda, de nombre Kim Phuc. Rectificó al poco tiempo después de una oleada de protestas.
Facebook es una potentísima plataforma de comunicación pero de autorregulación imposible. Por muy sofisticados medios informáticos que la sustenten, siempre será necesaria una valoración personal que pronuncie la última palabra. Los ordenadores lo hacen casi todo: regular la circulación de los trenes y dar preferencia a unos o a otros; conceder o denegar préstamos bancarios; eliminar fotos molestas o inadecuadas de una red social. Hay quien defiende que las sentencias las dicten máquinas debidamente programadas: metidos todos los parámetros, en un santiamén redactarían fallos inapelables. Será, pero tendrá que haber alguien detrás que programe y que decida de acuerdo con los valores mayoritariamente aceptados. En este caso el valor 'horror de la guerra' tumbó al valor 'pornografía', pero fue necesaria la intervención humana.

2016/09/14

MÓVILES, PLENOS Y COMISIONES

 Seguiste un rato el debate celebrado en el Congreso de los Diputados sobre el nombramiento y posterior renuncia del ex ministro Soria para un cargo directivo en el Banco Mundial.
Sobre el caso, tres apuntes:
1/ Te parece suficiente que el debate se haya celebrado en Comisión y no en Pleno, por dos motivos: el debate pudo celebrarse y de insistir en el Pleno corría el riesgo de no celebrarse. Estás de acuerdo con la teoría minimalista y práctica de Ciudadanos. Por otr parte, es de hipócritas exigir el debate en el pleno del Congreso y quejarse después de los gastos en los que incurren los diputados precisamente por acudir a los plenos. Pueden realizar otras actividades más allá del aplauso o el abucheo que por color les corresponda.
2/ Envarados Roldán el portavoz de Ciudadanos y el socialista Saura, más vivaz y televisivo Pablo Iglesias. Endebles argumentos del Sr. De Guindos. Que no dimita, que nos quedamos sin ministros.
3/ Comentario colateral: los diputados de la corbata rosa, a la izquierda y a la derecha de la pantalla no pararon de consultar su móvil. ¿Qué podía haber más importante para ellos que una comparecencia en el Congreso? A falta de la elemental educación urge incluir el uso del móvil en el temario de Educación para la Ciudadanía.